Una mujer se tomó fotos sin camiseta durante 14 semanas y sorprendió a miles de madres.

Una mujer se tomó fotos sin camiseta durante 14 semanas y sorprendió a miles de madres.74shares

"Soy madre, estoy cansada y dolorida. Tengo bultos, marcas y zonas flácidas". 

Así empieza el honesto blog de Julie Bhopal, nutricionista y madre de dos hijos de Nueva Zelanda. Hoy en día vemos continuamente fotos de mujeres que, poco después de dar a luz, recuperan su forma en tiempo récord y posan en bikini. No obstante, el escenario para la mayoría de las mujeres que no tienen niñera, entrenador personal, y dietista es tremendamente distinto. Para ayudar a que estas mujeres no se sientan solas, Julie comenzó un proyecto fotográfico de honestidad después del nacimiento de su segundo hijo.

Después de dar a luz, Julie tomó fotos durante 14 semanas sobre la realidad del parto que muchas veces se esconde, y los efectos que este tiene en el cuerpo de las mujeres. 

 "El cuerpo de la mujer cambia durante el embarazo; muchísimo. Da miedo, es duro y puede ser muy asqueroso y provocar tristeza, pero es la realidad y lo que es normal", escribe ella.

La primera foto es 24 horas después del nacimiento del pequeño Sahen.
 "Puedes sentirte y parecer que tienes una sandía (o dos) en tu interior. Muchas veces salen bultos y la barriga se pone blanda. El parto fue vaginal, y no sentí como si una sandía saliera de mí, sino un camión".

Julie comentó esto sobre la foto que se hizo 2 días después:
"Echo líquido por todas partes. Por TODAS. Estoy llena de fluidos. Llevo no una, sino dos compresas gigantes dentro de unas enormes bragas para evitar el sangrado postparto. Sangro pelotas del tamaño de las de golf. Tengo que hacer que las examinen para asegurarnos de que no es parte de la placenta. ¿Adónde fue mi dignidad?".

Luego de 2 semanas:
 "Parezco incluso viva… debo de haberme duchado esta mañana. Mi barriga aún está gorda, menos, pero aún gorda.  Aún sangro, como en una regla que nunca termina. Me he deshecho del pijama; ahora llevo mis lindas prendas de premamá (¿ves como las usas más de una vez?).

Tras 14 semanas, la madre ha pasado de manera oficial la fase de "recién parida".

"Me siento menos zombie y más humana. Me he quedado con las marcas de la maternidad. Una barriga que parece "plana" pero que tiene las estrías, piel y cicatriz sin curar. Es nuestro secreto mejor guardado como madres".  

No obstante, Julie ha sido recompensada en cantidad por todo: "Quizás nunca vuelva a correr las maratones como solía, no creo que mi suelo pélvico lo soportara. Pero correré la maratón para padres día sí, día no; ¡¡y es que mis hijos lo valen tanto, tanto!!".

Además, esta bloguera tiene un mensaje importante para todas las nuevas mamás: 

 "Puedes parecer la próxima modelo de lencería de Victoria Secret, pero has de centrarte en cómo te sientes. Trátate bien y trata bien a tu cuerpo. Tendrás el aspecto que debas cuando te sientas bien. Puede que lleve algún tiempo. Tardé más tiempo en sentirme bien después de mi segundo hijo que después del primero. Hacer lo que es bueno para ti y tu familia conlleva valor y fuerza; y como madre, tienes ambas. Cuida y ámate por dentro y por fuera, y no lo olvides: eres preciosa y maravillosa; eres mamá".

Julie Bhosale enseña fotos sin editar y sinceras, y habla abiertamente sobre cómo la maternidad afecta REALMENTE al cuerpo; y que todo está bien y es natural. ¡Comparte estas fotos con todos tus conocidos y demuestra a las madres que no están solas!

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR