Sorprendente, Las Personas Que Hablan Solas Realmente No Están Locas, Son Increíblemente Listas.

Sorprendente, Las Personas Que Hablan Solas Realmente No Están Locas, Son Increíblemente Listas.25shares

Las personas que a menudo hablan con sí mismos suelen ser juzgados de la manera incorrecta. Muchas personas suelen pensar que aquellos que hablan solos, están locos o bajo efectos de drogas, pero la realidad es que quienes lo hacen son muy inteligentes.

Según investigaciones, pensar en voz alta ayuda a gran escala a materializar lo que está sucediendo en la mente de las personas, y le proporciona un mejor y mayor sentido a las mismas. Según los historiadores, personas reconocidas como Albert Einstein pensaban a menudo en voz alta y que de hecho repetía muchas de sus ideas una y otra vez.

Estudios realizados por los Psicologos:  Daniel Swigley y Gary Lupyan del Quarterly Journal of Experimental Psychology indica que no solo es beneficioso, estimula una gran cantidad de reflejos y de acciones en nuestro cerebro que nos ayudan a encontrar caminos alternos y más adecuados para la resolución de los distintos problemas.Es impresionante. 

Nos explican que se debe a que decir las cosas en voz alta impulsa el funcionamiento de la memoria y provoca que las cosas sean más tangibles y se puedan procesar con mayor facilidad. Aunque también explican que esto funciona únicamente en los casos en los que conoces el propósito que buscas, ya que conocer las características, como el color , la forma, etc, ayudarán a tu cerebro a encontrarlas más rápido. Por el contrario si la idea que buscas no está clara del todo, solo provocarás que tu cerebro se confunda y genere datos erróneos.

Este proceso es similar a cuando somos bebés o inclusive niños, vamos aprendiendo cuando escuchamos las cosas que pensamos y los propósitos a los que queremos llegar. De este modo es escuchar nuestras voces y nuestras ideas nos permite entender mucho mejor las cosas y visualizarlas con mayor exactitud. Los expertos también acotan que esto ayuda también a calmar los nervios ya que en el proceso en el que se materializan las ideas, la complejidad de las mismas se ve reducida. Es como ser tu propio terapeuta, dictando tus problemas a tu cerebro para que él genere las soluciones, ¡FABULOSO!.

Uno de los beneficios adicionales de este acto es el cumplimiento de las metas que están propuestas, porque tu atención se ve forzada a la concentración y refuerzas la necesidad de controlar tus emociones en aras de disminuir las distracciones de los diferentes entornos. Te otorgará perspectiva y te ayudará a lograr todo con facilidad.

Es por ello que tenemos que darnos el tiempo de escuchar nuestras propias ideas, nuestros propósitos y motivar a nuestro cerebro a que nos ayude a cumplirlas de la manera más adecuada.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR