Remedios Caseros para el Dolor en las Piernas

Remedios Caseros para el Dolor en las Piernas2shares

Algunos dolores en las piernas pueden ser simplemente incómodos y molestos, y algunos pueden afectar a movilidad o hacer difícil colocar peso en tu pierna. Otros síntomas pueden incluir debilidad, entumecimiento o una sensación de hormigueo. 

Existen muchas causas para el dolor en las piernas. El dolor normalmente se debe a un calambre, espasmo muscular, fatiga, deficiencias nutricionales, deshidratación o estar de pie durante mucho tiempo.

Comúnmente, el dolor es una señal de daño muscular, tendonitis o fracturas por estrés (lesión por demasiado uso). Algunas condiciones médicas como la trombosis venosa profunda, el síndrome de las piernas inquietas, la diabetes, la artritis, la gota, las várices y el daño en los nervios también pueden causar este problema. 

El dolor  en las piernas suele desaparecer en algunos días. Puedes aliviar el dolor descansando apropiadamente, manteniendo la pierna afectada levantada, y con otros remedios caseros muy sencillos. De otra forma, si el dolor es muy severo e impide tus actividades diarias, consulta a tu doctor. 

1. Compresas frías

Cuando el dolor en las piernas es debido a mucha actividad física puedes simplemente aplicar compresas frías. Esto reduce el dolor aliviando el área afectada y controlando la inflamación. 

  • Coloca algunos cubos de hielo en una toalla.
  • Aplica esto en el área afectada por 10 o 15 minutos, manteniendo las piernas elevadas.
  • Repite esto dos veces al día. 

Nota: no apliques directamente el hielo en la piel, puede causar daño. 

2. Masaje

El masaje promueve la rápida recuperación del daño muscular que causa el dolor. Un estudio realizado en el 2012 y publicado en la Revista de Medicina y Ciencia Traslacional, estableció que 10 minutos de una terapia de masaje ayuda a reducir la inflamación ocasionada por el daño muscular inducido por el ejercicio.

Además, el masaje mejora la circulación sanguínea y ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad.

  1. Frota un poco de aceite de oliva, aceite de coco o aceite de mostaza tibio en el área afectada.
  2. Usa golpes suaves y firmes para masajear las piernas durante unos 10 minutos.
  3. Repite esto 2 o 3 veces diariamente o como lo necesites. 

También puedes usar un dispositivo de auto masaje o aplicar presión en los músculos afectado usando una pelota de tenis.

3. Cúrcuma

Otro remedio casero efectivo para el dolor en las piernas es la cúrcuma, que contiene antioxidantes y propiedades antinflamatorias.

El componente curcumina presente en la cúrcuma inhibe un número de diferentes moléculas que juegan un rol en la inflamación y el dolor. 

  • Mezcla una cucharadita de cúrcuma en polvo con suficiente aceite de sésamo tibio para hacer una pasta. Aplica en el área afectada y frota gentilmente. Espera 30 minutos antes de enjuagar con agua tibia y repite el procedimiento dos veces diariamente. 
  • También puedes beber un vaso de leche de cúrcuma caliente una o dos veces diariamente.
  • Otra opción es tomar la cúrcuma como suplemento en tu dieta, pero sólo bajo vigilancia médica.

Nota: si tomas medicina anticoagulante, consulta a tu médico antes de tomar cúrcuma como medicamento. 

4. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana también puede reducir el dolor en tus piernas. Es particularmente beneficioso para la artritis y el dolor de gota. Sus efectos alcalinos disuelven los cristales de ácido úrico presentes en la sangre.

Además, ayuda a remover la acumulación de toxinas en las articulaciones y los tejidos conectivos. Provee potasio, calcio y otros minerales esenciales necesarios para aliviar el dolor y la inflamación.

  • Añada 1 o 2 tazas de vinagre de manzana fresco y sin filtrar a una bañera con agua tibia. Sumerge la pierna afectada en el agua por 30 minutos, una vez diariamente por algunos días.
  • También puedes mezclar 1 o 2 cucharaditas de vinagre de manzana en un vaso de agua tibia, añadir un poco de miel y beber dos veces diariamente. 

5. Sal de epsom

La sal de epsom contiene magnesio, un electrolito importante que ayuda a regular las señales nerviosas en el cuerpo. Incluso funciona como relajante muscular natural y ayuda a reducir el dolor, la inflamación y la hinchazón. 

  1. Añade media taza de sal de epsom en un baño caliente y revuelve bien.
  2. Remoja las piernas en esta agua durante 15 minutos.
  3.  Repite 2 o 3 veces por semana.


También, come más comidas ricas en magnesio, como las bananas, semillas de calabaza, tofu, leche de soya, nueces, granos enteros y los vegetales de hoja verde También puedes tomar suplementos, sólo después de consultar a tu doctor. 

6. Jugo de cereza agria

Si la actividad física es la causa de tu dolor muscular, bebe jugo de cereza agria. Las propiedades antioxidantes y antinflamatorias de las cerezas agrias ayudan a prevenir y tratar las lesiones de los tejidos blandos y el dolor.

En un estudio publicado en 2012 en la Revista de Medicina y Deportes, los investigadores concluyeron que el jugo de cereza agra es una manera más segura de tratar el dolor muscular comparado con algunos analgésicos de venta libre.

Toma media taza de cereza agria, fresca y orgánica una vez diariamente.

Nota: no bebas jugo de cereza agria si causa incomodidad abdominal o diarrea. 

7. Jengibre

El jengibre contiene propiedades que ayudan a reducir el dolor y la inflamación. Incluso mejora la circulación y el flujo sanguíneo, lo que ayuda a aliviar el dolor muscular.

  • Masajea el área afectada con aceite de jengibre 2 o 3 veces al día hasta que el dolor ceda.
  • También, puedes beber té de jengibre 2 o 3 veces diariamente. Para hacer este té, simplemente sumerge algunos pedazos de jengibre en una taza de agua por 5 o 10 minutos. Añade un poco de jugo de limón y miel fresca para darle sabor.
  • También puedes tomar un suplemento, pero primero consulta a tu doctor. 

Nota: evita el exceso de jengibre ya que puede hacer la sangre más liquida.

8. Limón

El limón es una fuente rica en antioxidantes que ayudan a reducir el dolor. Ayuda a mantener los niveles de pH en tu cuerpo, y además previene el dolor y la inflamación. 

  • Mezcla partes iguales de jugo de limón y aceite de castor. Usa para masajear el área afectada 2 o 3 veces al día.
  • También, añade el jugo de 1 limón y un poco de miel fresca a una taza de agua tibia. Bebe dos veces diariamente. 

9. Vitamina D

La gente con deficiencia de vitamina D presenta varios síntomas sin especificar, como por ejemplo el dolor en las piernas, espalda, dolores corporales y dolor agudo. Además, esta vitamina ayuda a regular dos minerales, el calcio y el fósforo, los cuales son esenciales para el funcionamiento de los músculos.

Para combatir el dolor en las piernas, expón tu cuerpo en la mañana a la luz solar por 10 o 15 minutos diariamente. La luz solar ayuda al cuerpo a producir vitamina D.

Además incluye en tu dieta comidas altas en vitamina D, tales como salmón, sardinas, leche fortificada, jugo de naranja o cereal. Incluso puedes tomar un suplemento, después de consultar a tu médico. 

10. Potasio

La deficiencia de potasio también puede contribuir al dolor en las piernas. El potasio es un nutriente importante requerido para el funcionamiento de los músculos y los nervios. Además previene la deshidratación.

  • Come comidas ricas en potasio para combatir el dolor en las piernas. Algunas de ellas son las patatas horneadas o las patatas con la piel, bananas, ciruelas pasas, jugo de ciruelas y jugo de tomate.
  • También puedes tomar un suplemento si consultas a tu médico. 

Consejos adicionales

  • Puedes aplicar un gel que contenga 0.0125% de caspaicina de forma tópica para reducir el dolor.
  • Bebe 2 o 3 tazas de té verde diariamente.
  • Toma una cucharada de mostaza amarilla con un vaso de agua dos veces al día por varios días. Esto hace que el cuerpo use un neurotransmisor que promueve un mejor funcionamiento muscular.
  • Mantén tu presión sanguínea y el colesterol bajo control.

  • Evita beber alcohol o bebe con moderación.
  • Evita fumar o ser fumador pasivo.
  • Si tienes diabetes, intenta controlar tus niveles de azúcar en la sangre.
  • Reduce el estrés para aliviar los síntomas.
  • Siempre toma un tiempo para estirar después del ejercicio para prevenir el dolor en las piernas.
  • Realiza ejercicios de estiramiento leve diariamente por 10 minutos. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR