Preocupada Madre Le Pide Al Mundo: ¡No Obligues A Mis Hijos a Darte Un Beso!

Preocupada Madre Le Pide Al Mundo: ¡No Obligues A Mis Hijos a Darte Un Beso!8shares

Esta es la historia de una blogger llamada Ana Hanssen, ella nos cuenta su historia para dejarle muy claro al mundo la importancia que tienen los besos para los niños.

Ana comenta que en una ocasión llevó a su hija de 3 años a la peluquería. Era su turno de que le lavaran el cabello cuando una supuestamente "elegante" dama le pidió repetidas veces a la asistente que la atendiera primero a ella. La asistente muy amablemente y cómo es debido se negó, pero la antipática señora comentó "pero si es sólo una niña", al escuchar esas palabras Ana decidió defender a su hija y le respondió a la señora que el ser una niña no la hacia menos importante.

Resuelto el inconveniente llevó a su hija a una linda librería y camino a su casa se encontró con una amiga y un grupo de señoras para ellas desconocidas.

Ana cuenta como una de ellas le tomó la mano a su hija y le pidió que le diera un beso, como su pequeña se negó, la amiga de Ana insistió en que lo hiciera y fue cuando esta preocupada madre intervino diciendo: "Lo siento, pero ella no le da besos a personas que no conoce". La situación fue un poco más impactante para Ana de lo que pareció pues justo en ese momento su pequeña se abrazaba a ella, escondiéndose en cierta manera, y en el camino a casa surgió en ella esa inquietud de que el mundo cree que por ser tan "sólo una niña" tienen derecho a hacer y deshacer con ella.

La señora Hanssen se dio cuenta de varios puntos importantes y es que hay una gran condescendencia en el mundo hacia los niños; les exigen obediencia irrefutable por ser pequeños y les solicitan cosas que van en contra de sus deseos y afectos.

Ese día Ana le explicó a su hija lo bien que hizo al negarse a dar un beso sin quererlo, pues nadie puede obligarla a hacerlo.

Ana comentó que es importante respetar cuando un niño no desea besar a los adultos incluso si se trata de familiares, o de ella misma. Confiesa que incluso ella y el padre de la pequeña solicitan besos dandole siempre la opción de elegir, ya que considera que darle el poder de hacerlo es algo más razonable y sano para su salud mental; " Besar no debe ser, bajo ninguna circunstancia, una obligación".

A modo de reflexión Ana invita a todos a imaginarse yendo por la calle y que un extraño les solicitara un beso. Está claro que la gran mayoría de nosotros saldría corriendo (a menos que se tratase de tu artista favorito)...si esa es la actitud que tenemos como adultos conscientes, ¿Por qué hay quienes aún menosprecian esa misma capacidad de decisión en los niños?. 

¡No Obligues A Mis Hijos a Darte Un Beso!, primero por respeto, ellos son dueños de sus cuerpos y sentimientos, y son capaces perfectamente de decidir cuando dar o no su cariño. Hay que respetar la individualidad de cada niño...

¡No Obligues A Mis Hijos a Darte Un Beso! porque para los niños, un beso es algo importante, no es una norma de cortesía, es algo privado y que deben guardar para cuando sienten afecto.

¡No Obligues A Mis Hijos a Darte Un Beso! porque a ningún adulto le gustaría que les obligaran a hacerlo.

¡No Obligues A Mis Hijos a Darte Un Beso! porque no es un capricho, es también un tema de seguridad, algunos estudios han revelado que aquellos niños que son obligados a dar o recibir afecto sin desearlo, se acostumbran a hacerlo y son más propensos a que abusen de ellos.

Esta preocupada madre nos invita a recordar que está en cada uno de nosotros darle ese poder a los niños. Le pide a todos que al igual que ella jamás obligues a ningún niño a hacerlo y que intervengas cuando los padres lo intenten sólo por quedar bien... Los niños saben muy bien cuando quieren o no regalar uno de sus besos.

"Los besos correspondidos son mejores"... Ana Hanssen

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR