Los Mejores Remedios Caseros para el Dolor de Oído

Los Mejores Remedios Caseros para el Dolor de Oído7shares

Un dolor de oído puede ser tratado fácilmente en casa con remedios naturales. Es posible que tengas uno o más de estos disponibles en tu cocina.

1. Aceite de oliva

El aceite de oliva puede proveerte un rápido alivio del dolor de oído. Sirve como lubricante y ayuda a deshacerte de la infección en el oído. El aceite de oliva también es efectivo para detener la sensación de zumbido en los oídos.

  • Coloca de 3 a 4 gotas de aceite de oliva tibio en cada canal auditivo.
  • De otra forma, puedes empapar un hisopo en el aceite de oliva y colocarlo firmemente en el oído.

También puedes usar aceite de mostaza de la misma forma. 

2. Ajo

Las propiedades analgésicas y antibióticas del ajo pueden ayudar a reducir el dolor causado por infección.

  • Calienta una cucharadita de ajo picado en dos cucharadas de aceite de sésamo. Enfría y filtra el aceite. Coloca de 2 a 3 gotas de este aceite de ajo en el oído con dolor.
  • Otra opción es extraer el jugo de algunos clavos de ajo y colocarlo en el oído afectado, 

3. Cebolla

La cebolla es uno de los remedios naturales más fáciles de encontrar en la cocina. Las propiedades antisépticas y antibacteriales en la cebolla trabajan excelente tratando el problema en los oídos.

  • Extrae dos cucharaditas de jugo de cebolla de unas que estén ralladas y calentadas en fuego bajo. Luego coloca de 2 a 3 gotas del jugo en el oído afectado 2 o 3 veces al día.
  • Aplasta una cebolla fresca y envuélvela firmemente en un trozo de tela limpio. Sostén el paño sobre la oreja infectada durante unos 5 o 10 minutos. Repite el proceso varias veces al día. 

4. Botella de agua caliente

Coloca una botella de agua caliente en la oreja infectada, esto trabaja de forma excelente para aliviar el dolor. Coloca la botella en una toalla y sostén por algunos minutos.

5. Jengibre

El jengibre tiene grandes propiedades antinflamatorias que pueden ser de mucha ayuda en el tratamiento de infecciones de oído. También es un excelente analgésico natural. 

  • Extrae el jugo de un jengibre fresco y coloca directamente en los oídos para tener un rápido alivio y reducir la inflamación.
  • También puedes mezclar una cucharadita de raíz de jengibre fresco rallado con dos cucharadas de aceite de oliva. Déjalo reposar de 5 a 10 minutos y después pon algunas gotas de aceite en el oído con dolor. 

6. Menta

La menta y el aceite de menta pueden ser usados para aliviar el dolor de oídos.

  • Coloca el jugo de hojas de menta en un gotero y coloca algunas gotas dentro del oído adolorido.
  • Usando una bolita de algodón, coloca algunas cotas de aceite de menta externamente en la apertura de tu oreja. Evitando que el aceite entre en tu oído. También puedes diluir el aceite usando aceite de oliva y luego aplicar. 

7. Albahaca

Debido a sus propiedades antinflamatorias, antibacteriales y analgésicas, la albahaca es considerada un excelente remedio para el dolor de oído.

  • Aplasta algunas hojas de albahaca y extrae el jugo.
  • Coloca 3 o 4 gotas de este jugo en el oído afectado.
  • Repite una o dos veces al día.

8. Neem

La lila india, tambipen conocida como neem, tiene potentes propiedades antibacteriales y antifúngicas que ayudan a combatir la infección. Además tiene efectos antinflamatorios y analgésicos que ayudan a reducir el dolor.

  • Aplasta algunas hojas de neem para extraer el jugo. Coloca algunas gotas en el oído afectado.
  • Empapa una bola de algodón en aceite de neem y escurre el exceso. Coloca la bolita de algodón en tu oído. Deja por algunos minutos y luego descarta.

Repite estos remedios una o dos veces al día hasta que sientas alivio.

9. Malezas de obispo

Las malezas de obispo, también es una cura natural eficaz para los dolores de oído, que que tiene propiedades antisépticas y antimicrobiales.

  • Mezcla una cucharadita de aceite de malezas de obispo con 3 cucharaditas de aceite de sésamo y calienta lentamente. Coloca algunas gotas de esta mezcla en tu oído.
  • Calienta dos cucharaditas de aceite de mostaza y añade media cucharadita de malezas de obispo y un par de hojuelas de ajo. Calienta la mezcla hasta que el ajo se vuelva rojo. Filtra y luego coloca algunas gotas de la solución en tu oído.

10. Secador de cabello

Aplicar calor húmedo con un secador puede ser una gran manera de aliviar el dolor.

Después de tomar una ducha o un baño, no uses una toalla para secar tus oídos. En lugar de ello, usa un secados de cabello. Manteniendo el secados en una temperatura tibia y colocándolo un poco lejos del oído. Deja que el aire tibio seque la humedad en tu oreja. No uses el secador por más de 10 minutos. 

Si no consigues alivio con estos remedios caseros, consulta a un médico. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR