La Dejó En el Altar Con La Frase: "Deshazte del Bebé". Luego Echa un Vistazo a La Sorpresa de las Enfermeras.

La Dejó En el Altar Con La Frase: "Deshazte del Bebé". Luego Echa un Vistazo a La Sorpresa de las Enfermeras.17shares

Momentos antes de que Jill llegara a la clínica de abortos, llegó a pensar que su vida estaba en el camino correcto. Estaba comprometida con un hombre que le prometió su vida, y esperaba con ansias su “para siempre”. Pero, su cuento de hadas se desmoronó justo en el altar. El novio nunca apareció. Pero aunque esto fue un golpe devastador, ella no se dio por vencida… Sin embargo lo perdonó y luego de ello volvió a caer en una pésima relación, donde le pidieron, que abortara incluso.

Al Poco Tiempo de Haber Sido Plantada en el Altar, Jill Volvió a Ser Presa de su Ex Prometido. Quién Se Enteró Que Ella Estaba Embarazada. Pero, Él No Quería Saber De Ello, No Quería Ni Estaba Listo Para Ser Padre, Así Que le Pidió Que lo Abortara. Y A Pesar de Sus Dudas, Ella Se Apareció En una Clínica para Abortos.

Al momento de llegar el doctor, 2 mujeres "pro-vida" le rogaron que no tomara esa terrible decisión que estaba a punto de cometer. "Tu bebé no tiene la culpa, Dios ama a tu hijo tanto como a ti". A pesar de ello, Jill quería hacerse de oídos sordos para ignorar lo que ellas decían.

Y Justo Antes de Ser Su Turno, Ella Despertó Y se Dio Cuenta del Error Que Iba a Cometer. Sin Embargo Entró a la Consulta, Donde Según Ella Fue Tratada Con Algo de Desprecio e Insensibilidad. No le Querían Mostrar el Eco de Su Hijo, Pero Aún Así Ella Insistió.

Y fue justo en ese momento cuando ella se dio cuenta que nunca iba a ser capaz de lastimar a su propio hijo. Llamó a su ex prometido luego de ver a su hijo en el ultrasonido y le dijo que no iba a seguir a cabo con esa mala decisión. Él, no la apoyó, y le dijo que si ella elegía a su hijo por encima de él, el resto de su vida marcharía sola porque él no se iba a involucrar, era un tema que él no quería saber.

Jill Fue Abordada Por Las Preguntas Más Frecuentes: ¿Que Harás Ahora? ¿Donde Vivirás? ¿Podrás Mantenerlo Tu Sola?  Sin Embargo, Ella No Sabía Las Respuestas Pero No Se Arrepintió de Tener A Su Bebé, Ella Lo Decidió Así.

Algunos meses mas tarde, Jill dio a luz a un hermoso niño llamado Nicholas Joseph. Lo crió ella sola, lo sacó adelante con sus esfuerzos. Ella nos comentó que su principal ayuda y motor fue Dios, y que gracias a él pudo cumplir todas sus metas, sus sueños y pudo salir adelante con su pequeño hijo.

Como Nota Final, Jill Aconsejó Esto a Todas Las Que Están A Punto de Cometer Esa Terrible Decisión de Abortar:

“No olvides tu pasado, cuando eras inocente pero invencible. ¿Acaso olvidaste tus esperanzas y sueños? ¿Esa pequeña niña soñaba con realizar esta acción? No es cosa de olvidar que planeaste crecer, tener el hombre de tus sueños, amar, casarte, tener una familia y demás, pero créeme que Dios tiene planes diferentes para ti. Tus planes solo han variado, pero la felicidad te aguarda allí, justo bajo el cuidado y la mano de Dios."

¿Te Gustó la Historia? ¿Que Mensaje Te Dio?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR