La Ciencia Está Usando Tu Orina en 5 Formas Realmente Curiosas Que Querrás Saber

La Ciencia Está Usando Tu Orina en 5 Formas Realmente Curiosas Que Querrás Saber3shares

Diariamente vamos al baño y al hacer nuestras necesidades básicas, dejamos ir un montón de "valiosa" orina...porque no sabemos o nunca hemos pensado en lo realmente útil que puede ser este líquido amarillo que no nos agrada en lo más mínimo.

Gracias a la ciencia, ahora sabemos que además de ser una poderosa fuente de información que nos ayuda a detectar infecciones en el momento correcto, también es un aliado en el momento de hacer crecer la naturaleza, manejar un automóvil o aunque no lo creas llegar al espacio exterior.

1. La orina ayuda a darle vida a los cultivos...

Verás.. en el estado de Battleboro, Vermont. Se realizó un experimento en el cual 100 voluntarios donaron su orina en nombre de la ciencia. Allí el Rich Earth Institute tiene un enorme cultivo de verduras, entre ellas lechugas, zanahorias y pasto verde, el cual está sano y crece debido a la orina. No es un nuevo descubrimiento, pues en Asia resulta ser algo muy común. Sin embargo sí que nos sorprende.

Este proyecto nació hacia el año 2011 apoyado por la Universidad de Michigan, quien quiere probar que nuestros desechos pueden ayudar actuando como fertilizantes y así lograr una disminución en el consumo de agua en la agricultura.

Los conocedores del tema, saben que los cultivadores están usando fertilizantes con base de nitrógeno y fósforos producidos sintéticamente, y resulta que nuestra orina los contiene naturalmente, aún así no significa que los cultivos puedan ser nuestros baños. Lo que recomienda la Oganización Mundial De La Salud (OMS) al respecto es que la orina se almacene previamente, por un tiempo aproximado de un mes de manera que cualquier elemento posiblemente dañino pueda morir antes de llegar a los alimentos. En el caso del proceso industrial el tiempo debe ser de unos 6 meses mínimo.

2. Fabricación de dientes con base en la orina:

Parece un mal chiste pero, resulta que algunos científicos de China han conseguido generar dentaduras a partir de células madres residuales en la orina.

Investigaciones dentro de Instituto de Biomedicina y Salud de Guangzhou han dado a conocer información reciente  en reconocidas revistas científicas como Cell Regeneration en el cual nos exponen cómo se habían creado pulpas de dientes, dentina y esmaltes con base en la orina. Aún se encuentra en proceso, pues no son igual de resistentes que los reales, pero parece que se apunta a que en un futuro se use la orina para poder regenerar material dental.

3. Recarga la batería de tu celular con tu orina:

“Si hay algo que podemos producir infinitamente es nuestra orina" aseguró el doctor Ioannis Ieropoulos, investigador en el Laboratorio de Robótica de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, en el momento en el que le presentó al mundo esta alocada propuesta energética.

Y debes saber que no es el único que anda tras este objetivo. Resulta que algunos investigadores de la Universidad de Bath, en Inglaterra, han desarrollado células de combustibles muy pequeñas que son capaces de transformar la orina en electricidad. Es una solución muy tangible y ecológica.

Bajo el nombre de "célula de combustible microbiana" este elemento es capaz de usar los procesos eléctricos propios de las bacterias y transformarlo en electricidad.

Presenta además el beneficio de que procesar estas bacterias es algo económico. Así que cada dispositivo puede valer alrededor de 1 dólar y medio, y te proveerá de un eficiente y ecológico método para generar electricidad. Las bacterias presentes en la orina tienen la capacidad de proveer energeticamente: celulares, dispositivos de laboratorio y muchos equipos similares. Esperamos que algún día sea algo masivo.

4. Y si carga tu celular, ¿por qué no puede mover un auto?

En Estados Unidos, la universidad de Ohio y de forma más específica la científica Gerardine Botte ha logrado transformar la orina en un eficiente combustible de hidrógeno.

La base fundamental de esta aplicación es que dentro de la orina, el amoníaco y la urea son fuentes de componentes hidrógenos. La idea es poner electrodos en agua residual y hacer pasar una corriente ligera que desencadena reacciones químicas donde el hidrógeno liberado puede cargar una celda de combustible.

El diario "The Guardian" ha comunicado que esta tecnología es bastante similar a la química que se da en la electrólisis del agua que es otro proceso en el cual se puede conseguir hidrógeno. Sin embargo el sistema desarrollado por Botte tiene la peculiaridad de que el amoníaco y la urea requieren una energía menor para mantener los átomos del hidrógeno, es decir debes invertir menos energía para conseguir su separación.

Y entonces podrías preguntarte si con la cantidad de orina que podemos producir durante un viaje podríamos no tener que usar ningún otro combustible...

5. Para refrescar a los viajeros espaciales:

Quizás no lo sepas, pero los astronautas beben su propia orina y la de sus compañeros de viaje. Porque obtener una fuente de agua en el espacio no es precisamente sencillo y se deben aprovechar los recursos en el mayor grado posible. El Astronauta Chris Hadfield de Canadá dice que el 93% del agua que tomamos puede ser reutilizada... así que se toma provecho del sudor y de la orina.

De hecho le confesó a Bloomberg Layne Carter, miembro del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA: “Es como tomar agua embotellada”...

¿Serías capaz de hacerlo?

Y si lo piensas bien realmente no es una idea tan alocada. Hay una buena cantidad de personas que han logrado sobrevivir a condiciones muy severas porque decidieron beber su propia orina..

¿Y ahora sigues opinando que la orina es algo malo?

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR