Este accesorio se convierte fácilmente en una caperuza, un vestido, una falda, un chaleco...

Este accesorio se convierte fácilmente en una caperuza, un vestido, una falda, un chaleco...61shares

Las chalinas mágicas, también conocidas como "mora boas", son únicas porque se pueden usar de miles de maneras. Están hechas con una mezcla de polyester y piel sintética, la chalina mágica es en realidad un tubo que puede estirarse varias veces su tamaño original, aportando una versatilidad incomparable.

Te queremos mostrar algunas ideas de cómo usar la chalina mágica, pero recuerda, hay literalmente miles de millones de estilos para usarlas. 

1. La chalina clásica.

A pesar de que la chalina mágica puede hacer muchísimo más, no vale la pena pasar por alto este look clásico. Simplemente dobla la chalina en dos, envuélvela alrededor de tu cuello, y pasa el fin detrás del bucle. La textura será algo que llame la atención a pesar de que el estilo sea simple.

2. La doble chalina.

Pasa ambas manos por el "hueco" de la chalina, estírala como un tubo gordo. Pasa la chalina por encima de tu cabeza para que descanse sobre tu cuello, dóblala adelante, y vuélvela a pasar por encima para crear un lindo arreglo.

3. La capucha chalina.

Un look muy bueno se puede conseguir en segundos. Pasa tus manos por el centro de el tubo de la chalina, y bájala alrededor de tus hombros y tu tronco. Levanta la parte de arriba por encima de tu cabeza para formar una capucha. La parte baja del tubo debería colgar sobre tu pecho.

4. Un vestido de cuerpo completo.

Pasa tus brazos a través del tubo de la chalina, pásala por tu cabeza y saca los brazos por encima del tubo. Coge la parte de arriba del borde de la chalina en dos puntos sobre tu pecho, y estíralas detrás de tu cuello y amárralo atrás. Finalmente, estira el resto de la chalina hasta abajo del largo de tu cuerpo.

5. El vestido de un hombro.

Utiliza el mismo método que el vestido de cuerpo completo, pero simplemente mantén un brazo y un hombro cubierto por la chalina. Estira la parte de abajo solo parcialmente sobre tus piernas.

6. La chalina chaleco.

Con tus manos pasadas por el tubo de la chalina, sube un lado por tu brazo hasta el hombro, con tu otra mano jálala detrás de tu cabeza. Después, estira tu otro brazo para estirar la otra mitad sobre el hombro, de manera similar a cuando te pones un saco.

7. El cuello torcido.

Simplemente pon la chalina sobre tus hombros para lograr un aro suelto que descanse sobre tus hombros y pecho.

8. El top halter.

Jala la chalina sobre tu cabeza, y estira el lazo delantero hasta la cintura. Dobla un lado del bucle pegado sobre el torso, estira los dos extremos detrás de tu espalda. Amárralos en la base de tu columna.

9. La chalina con nudo.

Pasa la chalina encima de tus hombros y tu pecho, estírala sobre tus codos.

10. El vestido sin hombros.

Este es similar al vestido de cuerpo completo, pero simplemente no amarras el material detrás del cuello.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR