El restaurante de las órdenes equivocadas: Una experiencia inolvidable pero ¡sólo para ti!

El restaurante de las órdenes equivocadas: Una experiencia inolvidable pero ¡sólo para ti!0shares

Uno de los mayores placeres de la vida es comer. Por eso, visitar un buen restaurante es uno de los planes más atractivos para los ratos libres o de reunión con amigos. La experiencia de degustar un plato delicioso sube el ánimo, ayuda a drenar el estrés y hasta alegra el alma.

Ahora bien, si te consideras aventurero, la iniciativa del restaurante "Maggies" en Tokio te encantará. Sin duda, tienes garantizado un buen rato (mientras goces de buen humor y tolerancia) al igual que deliciosa comida; lo que nadie te asegura es que recibas la orden correcta.
La razón: ¡todos los camareros sufren de algún tipo de demencia! Sí, leíste bien, el principal requisito para formar parte del equipo es padecer algún tipo de afección neurológica. Pero no te alarmes; sólo es parte de un concepto que promueve la reinserción social de personas con patologías asociadas a problemas de memoria. Sigue leyendo y entérate de esta particular idea.

Una rica comida y una excelente calidad del servicio definen a un buen restaurante.

No importa el tipo de comida que ofrezca, lo importante es que procure que la experiencia general sea lo más placentera posible, en todos los sentidos.

Aunque para muchos puede llegar a ser estresante.

Obviamente, el propósito es pasar un rato ameno y agradable, pero no siempre se logra por diversos motivos. Por ejemplo, a algunos les frustra recibir un plato que no ordenaron.

En este sentido, el restaurante "Maggies" de Tokio te ofrece una experiencia sin igual.

Así, además de tu cartera, no debes olvidar tu mejor actitud porque de seguro te sorprenderá lo que vivirás dentro de sus instalaciones.

Se le conoce como "El restaurante de las órdenes equivocadas" y es un verdadero fenómeno.

Aunque cueste creerlo, lo que más resalta de este restaurante es la mala calidad en la entrega de sus platos. Pero la causa es admirable.

Su política actual es contratar camareros con demencia.

Así como lo lees. Es parte de una propuesta para transformar la visión que se tiene sobre los pacientes que padecen de alguna enfermedad mental que conlleve a la pérdida de memoria.

A los comensales se les informa por adelantado.

Antes de entrar al lugar, se les notifica esta particularidad para que no se generen inconvenientes serios. Entonces, luego de que ordenas, no tienes ni idea de la suerte que correrás.

La idea principal es transformar la percepción de este tipo de pacientes.

La mayoría son personas de edad avanzada que se han animado a participar como parte de este experimento. El grupo mantiene una excelente disposición y energía durante la atención a los clientes. 

Aunque se toman las órdenes como en cualquier restaurante tradicional, eso no garantiza nada.

Puede ser que pidas pescado asado y ensalada, pero en su lugar te sirvan ¡un crujiente pollo frito con puré de papás! Así de diversa puede ser la opción que te toque.

Lo ideal es quedarse con la orden incorrecta.

Ahí es donde está lo más divertido del asunto. Aunque no se obliga a nadie a quedarse con algún plato en especial, la mayoría disfruta el efecto sorpresa. Y las risas apenadas de los camareros se contagian por todo el lugar.

El menú también le hace honor al lugar.

El hecho de que no estés seguro de lo que recibirás no quiere decir que comerás mal. Al contrario, la mayoría de las personas comentan que la comida es deliciosa.

El equipo es bastante compenetrado y disfruta enormemente lo que hace.

Todos le ponen el mayor empeño a su responsabilidad, sólo que su mente no les colabora como quisieran.

Comenzó como una prueba y ya están pensando en abrir otra sucursal.

La premisa fue hacer un ensayo entre el 2 de junio y el 4 de junio de 2017, con el fin de concientizar sobre la comprensión que necesita este tipo de pacientes y confirmar que, aun bajo esas circunstancias, pueden ser útiles para la sociedad.

La próxima apertura está pautada para para conmemorar el Día Mundial del Alzheimer.

Éste se celebra el 21 de septiembre.

Es una iniciativa gratificante y suculenta a la vez.

Una idea magnífica de disfrutar y ayudar a la misma vez. ¡Bravo por ellos!

¿Estarías preparado para una experiencia así? Deja tus COMENTARIOS  y no olvides COMPARTIR esta divertida nota con todos tus amigos.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR