Cómo Deshacerte de la Grasa de la Cara Fácil y de Forma Natural

Cómo Deshacerte de la Grasa de la Cara Fácil y de Forma Natural25shares

Pómulos altos, una mandíbula cincelada y unos bordes agudos son características que cualquier persona anhela. Seguramente te encanta cuando la gente te dice que tienes una mejillas regordetas, pero debes entender que hay una diferencia entre una cara saludable y una que tiene exceso de grasa.

Hay 3 zonas de grasa cerca de tus mejillas. La que esta directamente a un lado de la nariz es el compartimiento nasolabial, y las otras dos son las mejillas. Cuando estas áreas en tu piel ganan grasa, simplemente pierdes la belleza y la forma de tus mejillas. 

Por lo tanto, si estás preocupado por perder esa libra extra de carne en su cara, es necesario comenzar a trabajar. Aunque definitivamente no es fácil deshacerte de la grasa facial, no es tan difícil tampoco. Las actividades cotidianas copo soplar globos y goma de mascar pueden ser contribuyentes importantes hacia tu objetivo para una línea de mandíbula perfecta. Además, hay varios ejercicios específicamente  dirigidos a tonificar y esculpir los músculos de la cara y formar tu mentón. 

1. Cara de pescado 

Esta es probablemente uno de los mejores ejercicios faciales para formar el área alrededor de tus mejillas y estirar tus músculos faciales. Tirar de las mejillas hacia arriba desde las mejillas inferiores estimula el flujo sanguíneo, y tonifica los músculos de la mejilla de manera uniforme, por lo tanto reduce la grasa. 

  1. Aspira firmemente tus mejillas dentro de tu boca.
  2. Arruga tus labios hacia afuera para que tu cara parezca la de un pez.
  3. Mantén la postura por 30 segundos.
  4. Relaja y repite 10 veces por 30 segundos.
  5. Realiza este ejercicio tantas veces como puedas o al menos dos veces al día. 

2. Rotar tu lengua

Este es un ejercicio todavía más efectivo dirigido a los músculos de tus mejillas y reducen el exceso de grasa en tu cara. 

Este es uno de los ejercicios para reducir la doble barbilla. Podrías sentir una quemadura o tensión en tus mejillas inferiores, pero es normal. 

  1. Cierra tu boca y rota tu lengua en movimientos circulares.
  2. Mientras rotas, asegúrate que tu lengua toque la otra superficie externa de los dientes superiores e inferiores.
  3. Haz esto 15 veces hacia el sentido de las agujas del reloj y viceversa.
  4. Haz este ejercicio tantas veces como puedas al menos dos veces al día. 

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR