30 razones por las que ser tía es simplemente genial

30 razones por las que ser tía es simplemente genial72shares

1. Cuando te dice tía, sientes que tu corazón salta de tu pecho de la emoción.

2. Parece que tu corazón crece de forma proporcional a la cantidad de sobrinos.

3. Son cómo verte a ti misma cuando eras pequeña.

4. No hay nada tan reconfortante cómo la sonrisa de ese pequeño. Te alegra de inmediato.

5. Los recuerdos que hacen juntos van a tu lado por siempre.

6. Nadie los obliga a que te quieran, pero ellos te dan todo su amor.

7. Mueres de la risa cuando dicen esa grosería que le enseñaste mientras sus papás no veían.

8. Y son los más confiables.. nadie lo sabrá nunca.

9. La cocina se vuelve más interesante

10. Son sangre de tu sangre, entre ustedes hay una conexión profunda...

11. Te traen recuerdos de tus aventuras y las travesuras con tus hermanos...

12. Le ponen ese toque de felicidad a tu vida...

13. Cuando cualquiera de los dos cumple años, son mucho más divertidos...

14. Y si hiciste algo mal, pues puedes echarle la culpa...

15. Siempre que mencionan algo sobre la familia, sabes que estás en su lista

16. Aprendes a explicar todo "apto para menores"...

17. Eres su confidente, ellos te cuentan sus secretos, porque saben que eres más una amiga que unos regañones padres...

18. Exigen que mejores tu creatividad... para poder entretenerlos.

19. Y si deciden dormir a tu lado, simplemente te alegran la noche...

20. Aprovechas cada segundo que puedes pasar con ellos... porque no siempre están disponibles.

21. No podrías recordar todas las memorias que han construido juntos

22. Tu niñez regresa a ti cuando los ves...

23. Son tus aliados y tus amigos.

24. Puedes transmitirle tu sabiduría...

25. Y los besos y abrazos se hacen ilimitados con ellos...

26. Las navidades adquieren otro significado y es ver su cara de sorpresa la mañana en que ve todos sus regalos...

27. Es un amor perfecto, porque es sincero, leal y puro, pero no tienes todas las responsabilidades que tienen los padres.

28. Te ven tal cual eres, porque con ellos no finges

29. Que crezcan y tu puedas vivirlo con ellos es simplemente ¡lo máximo!

30. No podrías quererlos más, eres su ángel guardián, son como tus hijos, pero también los tratas como si fueran tus hermanos... es una relación de confianza y sinceridad... algo maravilloso a decir verdad.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR